MARTIN DE ALCANTARA, Francisco: Hermano de madre del conquistador del Perú, Francisco Pizarro. Hijo de Francisco González (hija de Juan Mateos y de María Alonso) en su matrimonio con un Martín de Alcántara, y como él, había nacido en Trujillo. Marchó a América con su hermano Francisco, en la expedición reclutada en Trujillo por el propio Pizarro, en la que figuraban sus otros hermanos Hernando, Juan y Gonzalo, y otros muchos paisanos, con motivo de la visita que hizo a su ciudad natal, a su regreso a Toledo en 1529, donde dio conocimiento al Emperador de las conquistas llevadas en el Perú y cuando se firmaron las capitulaciones para nuevos descubrimientos.
Ya se encontraba en tierras peruanas en 1535 al servicio de su hermano, al que presta gran colaboración en el gobierno y de algunas encomiendas, defendiéndole eficazmente en el sitio de Lima y ante la traición de Almagro. Fue muy discreto y logró gran renombre entre todos los expedicionarios y militares que gobernaran los territorios conquistados. Su deber le imponía la obligación de permanecer al lado de su hermano Francisco, el cual le sentaba a su mesa diariamente. Fue nombrado General de la armada de su hermano, el marqués. Comiendo estaba en su compañía el domingo 26 de junio de 1541, cuando los sicarios de Almagro “el joven”, entraron en el palacio del gobierno, espada en mano, para asesinar al celebre caudillo. Ambos acudieron precipitadamente al oír las voces y el tumulto, a ponerse las armaduras, mas no tuvieron tiempo para armarse. Martín de Alcántara les cerró el paso afrontando el lance cuerpo a cuerpo. Los acometedores eran muchos y se habían aprovechado de la sorpresa, y la lucha por parte de los acometidos fue desesperada hasta que, después de bañarse en sangre dos o tres criados que acudieron en su auxilio, el también cayó en tierra lleno de heridas, expirando pocos momentos antes que su ilustre hermano, en su defensa contra los almagristas.
Reflejo de sus virtudes, fue su esposa doña Inés Muñoz, con la que se casó en 1539. Ella fue la primera mujer casada que entró y pobló el Perú, siendo la que se encargó de hacer llegar el trigo, desconocido allí, con el que amasar el pan que no comían desde que llegaron a aquellas tierras peruanas. Ella fue la que se hizo cargo de los hijos del Marqués, su cuñado, habidos con la princesa incaica dona Inés Yupanqui Huaylas, Francisca y Gonzalo. Y ella, con las trujillanas doña María Escobar e Isabel Rodríguez, la encargada de dar sepultura a don Francisco Pizarro.
Doña Inés, era de tan nobles y elevados sentimientos, que tras la muerte de Francisco Martín de Alcántara, mereció ser la esposa del Regidor mas distinguido de Lima, alférez del pendón real, don Antonio Rivera. Nuevamente viuda, fundó en Lima, en 1574, el convento de las Concepcionistas, falleciendo en Lima en 1594, a los 110 años.
Había sido vecina de Jauja y en 1543 solicitó y consiguió la devolución de las encomiendas que la habían sido quitado por Vaca de Castro, consiguiendo nuevamente las de Huarochiri en Salta y en Ica, en las provincias de Llajaca y Perlanga.
Autor:J.A. Ramos RubioVolver a la página de inicio